Saborea la VIII Ruta de la Tapa de Benamejí en Mesón Puerta del Convento

La gastronomía del Centro de Andalucía encuentra hasta el próximo 2 de abril en la VIII Ruta de la Tapa de Benamejí un evento gastronómico ideal, convirtiendo nuestra localidad durante 6 semanas en un referente de aquellos que deciden pasar su tiempo en torno a los placeres de la buena mesa.

La tapa se ha convertido en una seña de identidad de la gastronomía andaluza en todo el mundo, un elemento admirado e imitado fuera de nuestras fronteras. Los cocineros más prestigiosos se desviven por conseguir la tapa perfecta.

Nuestro establecimiento hace una apuesta por esta pieza diferenciadora de nuestra gastronomía, siendo conocidas nuestras Noches de Pinchos, que a lo largo de los meses de terraza hace el deleite de quienes nos visitan la noche del jueves y viernes, donde podréis cada semana disfrutar cuatro sugerencias que les llevará a realizar un recorrido por los sabores de nuestra tierra, degustándolas en uno de los más bellos rincones de nuestra localidad, situada en el centro geográfico de Andalucía.

La relevancia de la tapa en nuestra cultura gastronómica hace que cada edición de este evento sea un éxito rotundo, participando actualmente 15 establecimientos con 75 tapas disponibles. Las propuestas de Mesón Puerta del Convento son: Salmorejo Cordobés, Conventito, Perolita de patatas con crema de queso, presa con virutas de Jamón y Postre del Convento.

Muchas son las leyendas en torno al origen de la tapa, los Reyes Católicos, Alfonso X, Alfonso XIII,… son algunos de los protagonistas de estos mitos que con algunas ciertas coincidencias intentan argumentar el origen. Cervantes y Quevedo ya hablaba de ellas en sus obras.

La historia que más nos gusta nosotros es aquella que indica que fue el rey Alfonso XIII el que, en una visita a la venta El Ventorrillo del Chato (entre Cádiz y San Fernando), dio origen a la tapa: pidió una copa de vino y se levantó una ventisca que invadió la venta. Para evitar que el polvo y los insectos entraran en la bebida, el camarero puso encima de la copa del rey una loncha de jamón a modo de “tapa”. La idea gustó tanto al monarca que repitió.

Y así llevamos los andaluces repitiendo y repitiendo este arte de tapear que nos hace compartir momentos inolvidables junto a familiares y amigos en sitios increíbles.